Saltar al contenido
Juegos de Mesa

Reglas del Tute: Cómo jugarlo y ser el mejor

reglas del tute

El Tute es un juego de cartas, parecido a la Brisca, que, como este último, también se juega con la baraja española. No puedes dejar de aprender las reglas del Tute, pues es un juego muy popular, además de inmensamente divertido.

Su nombre viene de la palabra italiana tutti (todo), y hace referencia a una jugada muy especial que más adelante te explicaré.

Empecemos con la explicación de cómo se juega al Tute.

Objetivo del juego

Al jugar Tute tratarás de ganar el máximo posible de puntos. Una partida de Tute puede dividirse en cuantas manos, o juegos parciales, quieras. Finalizadas todas las manos, se cuentan los puntos acumulados, y el que más tenga será el ganador de la partida.

Hay otra modalidad que consiste en fijar previamente un máximo de puntos a lograr. Así, se jugará mano tras mano, hasta que el tope de puntos sea alcanzado.

En cualquiera de las dos modalidades, el objetivo será GANAR PUNTOS.

Cantidad de jugadores

Se puede jugar al Tute con estas cantidades de jugadores:

  • 2 jugadores: En este caso jugarán individualmente, uno contra el otro.
  • 3 jugadores: En este caso también jugarán individualmente, en un tope de todos contra todos.
  • 4 jugadores: En este caso pueden jugar individualmente, todos contra todos, o jugar por parejas. En caso de hacerlo por parejas, no se admiten señas como en la Brisca.

Orden de superioridad de las cartas y valor de puntuación

En el Tute se usa una baraja española de 40 naipes. Las cartas tienen 2 tipos de valores: El primero indica el orden de superioridad, o jerarquía de las cartas, y sirve para determinar qué carta jugada supera a otra. El segundo, indica el valor de puntuación de las cartas, o sea, cuánto vale cada una a la hora de sumar tantos. Veámoslos a continuación:

Orden jerárquico de las cartas.

De mayor a menor, los naipes tienen el siguiente orden:

As > Tres > Rey > Caballo > Sota > 7 > 6 > 5 > 4 > 2

Esto significa que, a la hora de jugar cartas, una Sota supera a un 7, pero ella, a su vez, es superada por un Caballo. De esta manera se determina quién ha ganado una baza.

Valor de tanteo de las cartas

Cuando se van a sumar los puntos acumulados, no todas las cartas aportan. Solo tienen valor de tanteo: As, Tres, Rey, Caballo y Sota. El resto, las cartas numéricas, no suman tantos, y se conocen como cartas blancas.

Veamos el valor de las cartas que sí puntean:

As ——– 11 puntos

Tres ——10 puntos

Rey ——- 4 puntos

Caballo —-3 puntos

Sota ——- 2 puntos.

Como ves, durante el desarrollo de una mano es posible que gane la baza quien haya tirado un 7, porque los demás jugadores tiraron cartas inferiores. Pero, a la hora del tanteo esa baza no aporta absolutamente nada, puesto que estuvo compuesta solo por cartas blancas. Entonces, lo importante no es ganar bazas por ganarlas, sino ganar bazas que contengan cartas valiosas, y, el hecho de ganar muchas bazas durante una mano no es garantía de salir victorioso.

Los valores de las cartas, jerárquico y de puntaje, es una de las similitudes que el Tute guarda con la Brisca.

Jugadas del Tute

En el Tute se pueden efectuar diferentes tipos de jugadas, esto es, qué cartas puedes tirar, cuándo, y los efectos de cada tiro. Estas jugadas son: Asistir o Servir, contrafallar o solo tirar, cantes, y tute.

Estas jugadas no son opcionales. Cuando los jugadores están en posibilidad de hacerlas, en el orden de prioridad que ellas tienen, están obligados a cumplir. Si se detecta que un jugador ha podido hacer la jugada que correspondía, y lo ocultó, incurre en una violación llamada renuncio, y sale del juego como perdedor.

Enseguida te explico las diferentes jugadas, y su orden de prioridad.

Asistir o servir

Cuando el primer jugador, llamado jugador mano, ha tirado su primera carta, los demás jugadores estarán obligados, en primera instancia, a asistir o servir. Esto significa tirar una carta del mismo palo que la carta inicial. Preferentemente, ha de ser una carta de mayor valor que la inicial, para que la supere, lo que se llama montar. Esta es la primera opción, puesto que la baza será ganada por la carta más alta del mismo palo de la carta inicial, la cual solo puede ser superada por una carta de triunfo.

Fallar

Se dice fallar cuando el jugador no tiene ninguna carta del mismo palo para asistir o servir a la carta inicial. En este caso, tendrá que jugar una carta de triunfo, si la tiene. En cierto sentido, es mala cosa, porque pierde una carta de triunfo que le sería útil reservar para las ocasiones en que hay arrastre. Se conoce como arrastre, o arrastrar, cuando el jugador inicial abre la mano con una carta de triunfo, y obliga a los demás a responder de igual manera. De ahí sale la expresión “contra el As nunca arrastres”, una especie de sano consejo popularizado entre los jugadores de Tute, que significa que jamás hay que arrastrar cuando el As de triunfo todavía no ha salido a la luz, pues, si se hace equivale, muy seguramente, a baza perdida.

Contrafallar o solo tirar

Cuando el jugador no tiene ninguna carta que le permita asistir ni fallar, simplemente tira cualquier carta, del valor que sea. Es la situación más vulnerable, porque el jugador queda con pésimas condiciones de dominación sobre la baza en cuestión.

Hasta aquí, hemos visto tres jugadas que también existen en la Brisca, siendo esta otra de las coincidencias entre el Tute y dicho juego.

Sin embargo, a continuación verás las otras dos jugadas que faltan por explicar, las cuales son exclusivas del Tute, y las que lo diferencian de la Brisca.

Cantes o cánticos

reglas del tute

Cuando un jugador tiene en su mano ciertas cartas, puede cantar, lo cual implica ganar determinada cantidad de puntos extra. Estos son los tipos de cantes:

  • Tener el caballo y el rey del palo de triunfo: 40 puntos.
  • Tener caballo y rey de otro palo: 20 puntos.
  • Tener 4 reyes o 4 caballos: Tute. Se gana el juego de una vez. (¿Recuerdas que el nombre del juego proviene de la palabra italiana tutti, que significa todo? Ya ves por qué, la jugada Tute te hace ganar TODO el juego)

¿Has oído la expresión “te voy a cantar las 40”? ¡Oh, sí, viene del juego del Tute! Porque, al tener las combinaciones de cartas señaladas antes, se dice “cantar las 40”, o “cantar las 20”, según el caso. ¿Qué tal?

Los cantes son la principal diferencia entre el Tute y la Brisca.

Reglas especiales para los cantes

Las reglas para ejecutar los cantes son las siguientes:

  • Solo se puede cantar después de haber ganado la primera baza. Si se juega en pareja, cualquiera de los dos tiene que haber ganado una baza para que se pueda cantar.
  • Si un jugador tiene dos cantes posibles, solo puede ejecutar uno de por vez. Para cantar el otro tiene que esperar a ganar su próxima baza.
  • Siempre hay que cantar las 40 en primer lugar, los otros cantes de otros palos se tienen que dejar para después.
  • Si un jugador tiene Tute, tiene que cantarlo en cuanto tenga la oportunidad, porque el Tute solo puede ser cantado por quien no haya cantado nada antes.
  • Cuando se juega entre 3 o 4 personas, no se puede dejar pasar la oportunidad de cantar. Si, ganada una baza no se canta lo que se posee, deja de valer, el juego continúa normalmente y esa jugada se pierde.
  • Si se juega entre 2 personas, sin embargo, se puede cantar siempre, mientras queden cartas en el mazo de robo.

Desarrollo de la partida de Tute

Para comenzar, hay que dejar que la suerte decida quién será el dador de las cartas. Aunque este es el método usual de hacerlo, muchos jugadores de Tute aplican otro modo: Se reparten cartas a los jugadores, una tras otra, dejándolas expuestas. El primero que reciba un Rey, será el seleccionado. El favorecido, por cualquier método aplicado, le da a cortar la baraja al jugador ubicado a su izquierda, y luego procede a repartir. El modo de repartir las cartas varía según la cantidad de jugadores.

El jugador mano pone la primera carta, y a partir de ella el resto de los jugadores, por turnos, van haciendo sus jugadas, recordando siempre la obligación que tienen de asistir o servir, fallar, o contrafallar, en ese orden, y las reglas para cantar cuando tengan cantes de 40 o de 20, o cuando puedan hacer Tute.

Al cabo de cada ronda, es decir, cuando todos hayan arrojado una carta, se decide quién gana la baza, y este, recoge las cartas de la misma y las guarda para sí. Se cuentan los puntos que reporta la baza en cuestión y se anotan a favor del que la ganó.

Después, se inicia una nueva mano, en la que abre el juego el ganador de la anterior.

Durante la partida, cada vez que alguien canta las 40 o canta las 20, los puntos adicionales que ello genera son anotados.

La partida termina cuando ya nadie tiene cartas por jugar, y se declara ganador el que más puntos haya acumulado.

Si alguien canta Tute, la partida termina al momento, y no es necesario contar puntos, pues el Tute da la victoria definitiva.

Así es, en líneas generales, una partida de Tute. Ahora, veamos algunas cuestiones más concretas sobre el reparto de las cartas, y la forma en que se ganan las bazas.

Reparto de las cartas

Te había dicho antes que el reparto de las cartas varía según la cantidad de jugadores. Aquí tienes los detalles:

  • Si se juega entre 2 personas, se entregan 8 cartas a cada uno. Las sobrantes se colocan bocabajo para robar, no sin antes voltear la última, que queda expuesta para señalar el palo de triunfo.
  • Si se juega entre 3 personas, se reparten todas las cartas, menos una. Esa carta sobrante es la que marca el triunfo. No hay mazo de robo.
  • Si se juega entre 4 personas, también se reparten todas las cartas, a razón de 10 cada uno. El dador de cartas anuncia como palo de triunfo el de la última carta que se va asignar a sí mismo, y la añade a su mano.

Cómo se ganan las bazas

Después que todos han puesto su carta, hay que decidir quién se lleva la baza. Los criterios para ello son los siguientes:

  • Como primera opción, gana la baza quién haya puesto la carta más alta del mismo palo de la carta inicial.
  • Si se han jugado cartas del palo de triunfo, la baza se la llevará quién jugó la más alta de ellas.

Cómo se cambia la carta de triunfo

La carta que marca el palo de triunfo, y que es dejada expuesta debajo del mazo de robo (cuando lo hay) puede ser cambiada cuando se trata de un As, tres, Rey, Caballo o Sota. Esto se hace para no dejar fuera del juego una carta valiosa. Para hacerse con ella hay que tener el 7 del mismo palo.

Ahora bien, el 7 tampoco es una carta despreciable, a pesar de que no aporta puntos, porque es la más alta de las cartas numéricas y, por tanto, ella supera a todas sus inferiores. Por eso, el 7 también es intercambiable, en este caso, por el 2 del mismo palo.

reglas del tute

Solo te falta practicar el Tute

Ya tienes las reglas del Tute. Pero eso no lo es todo. Conocer las reglas no te convierte en experto, así nada más. Necesitas practicar. Al principio, notarás cierta torpeza, lentitud al decidir la mejor carta para echar, etcétera. Pero no te preocupes porque el Tute es un juego bien pegajoso, con un poco de práctica jugarás ágilmente. Además, te garantizo que le tomarás el gusto rápidamente, y te aficionarás al Tute en menos de lo que canta el gallo. ¡A jugar al Tute, pues!

¿De cuánta utilidad te ha parecido este contenido?

¡Haz clic en una estrella para puntuar!

Promedio de puntuación 0 / 5. Recuento de votos: 0

Hasta ahora, ¡no hay votos!. Sé el primero en puntuar este contenido.

¡Siento que este contenido no te haya sido útil!

¡Déjame mejorar este contenido!

Dime, ¿cómo puedo mejorar este contenido?

Nancy
Últimas entradas de Nancy (ver todo)

    Última actualización el 2021-01-28 / Enlaces de afiliados / Imágenes de la API para Afiliados