Saltar al contenido
Juegos de Mesa

Aprende las Reglas del Cinquillo y lleva tus naipes a donde sea

reglas del cinquillo

¿Tienes a mano una baraja española? Qué bueno, porque aquí te traigo las reglas del Cinquillo, uno de los juegos más divertidos que se pueden jugar con esa baraja. Es el tipo de juego de naipes ideal para pasar una tarde familiar, o entre amigos, sin muchas complicaciones, pues es sencillo, fácil de aprender, y permite disfrutar infinitas partidas rápidas.

Pueden jugar de 3 a 6 personas. De cualquier edad porque, es tan sencillo, que hasta los niños lo dominan en un santiamén.

Este estupendo juego se llama así, “Cinquillo”, diminutivo de “cinco”, pues ese número es el protagonista indiscutible. Pronto lo verás.

Objetivo del juego del cinquillo

Tu objetivo en el cinquillo es quedarte sin cartas. Así de simple. No hay que ganar puntos, ni hay que hacer enredados cómputos para definir quién es el ganador. Si logras ser el primero en quedarte sin cartas, te llevas la corona, y punto final.

¿Cómo se sueltan las cartas?

Para soltar las cartas, y deshacerte así de ellas, deberás colocarlas sobre la mesa, siguiendo un orden específico. Las cartas se ponen agrupadas por los palos de la baraja, y siempre en sucesión (tanto ascendente como descendente)

Ejemplos:

4-5-6-7, de oros

7-sotacaballorey, de copas

Las sucesiones pueden continuarse hacia arriba de las cartas que ya están puestas, o hacia abajo:

Ejemplo: Si hay colocado sobre la mesa 2-3-4-5, puedes poner el As o el 6, eso sí, del mismo palo.

reglas del cinquillo

Papel del número cinco

Te dije antes que el número cinco tiene un papel fundamental en este juego, y de ahí su nombre, cinquillo. Aquí está la explicación:

La primera carta a poner, en cualquiera de los palos, será siempre el 5. A partir de ella, se continuará la sucesión, tanto en orden ascendente como descendente:

  • Ascendente a partir del 5: 6-7-sotacaballorey
  • Descendente a partir del 5: 4-3-2-As

Puedes estar poniendo cartas de un mismo palo, mientras tengas. Si quieres iniciar la sucesión de otro palo, tienes que tener el 5, o esperar a que otro lo ponga. El 5 es la única carta que puede iniciar cada palo.

Desarrollo de la partida de cinquillo

En unos simples pasos se completa una partida de cinquillo:

  1. Se reparten las cartas: Con 3 jugadores, se suele repartir un número limitado de cartas, dejando el resto como mazo para robar. Si hay más de 3 jugadores, se reparten todas las cartas.
  2. Se hace la primera jugada: ¿Con qué carta crees que se va a empezar en el cinquillo? ¡Con el 5, claro! Ah, pero no cualquier 5, no. El 5 de oros es la única carta que puede iniciar el juego. Si se repartieron todas las cartas es fácil, el que posea el 5 de oros abre el juego, con esa carta. Si no se repartieron todas las cartas, todos los jugadores, por turnos, tendrán que robar del mazo hasta que alguien saque el 5 de oros.
  3. A partir del jugador que abrió el juego con el 5 de oros, se comienza la rotación, en el sentido de las agujas del reloj. Cada jugador pone una carta en su turno, en el orden antes dicho: completando las sucesiones, hacia arriba o hacia abajo, a partir del 5.
  4. Cuando un jugador no tiene ninguna carta apropiada para poner, tiene que pasar el turno y esperar, a ver si en su próximo turno la sucesión ha llegado a un punto en que le sea posible jugar. Si hay mazo de robo, este jugador no solo se queda sin jugar en su turno sino que tiene que robar una carta.
  5. Solo cuando se posee el 5 de cualquier otro palo, (recuerda que con oros se empezó a jugar), se puede iniciar una nueva columna para ese palo.
  6. El primer jugador que se quede sin cartas se declara ganador. Aunque los demás pueden seguir jugando, y establecer así los lugares segundo, tercero…

El cinquillo es un juego infinito

Las partidas de cinquillo son bien rápidas, y se pueden jugar muchísimas, sin sentir hastío. Las cartas de tu mano siempre serán distintas, y las formas en que se completan las columnas, también. Por eso te digo que es un juego infinito.

Además, no está desprovisto, en modo alguno, de análisis. ¡Ni te creas que es un juego de pura suerte! Habrá ocasiones en las que tendrás varias cartas apropiadas para ser jugadas, y tendrás que valorar cuál de ellas te es más conveniente (no olvides que solo puedes poner una en cada turno). Para tomar buenas decisiones, vas a necesitar estar atento a las jugadas de tus rivales, observar bien qué composición hay en la mesa cuando ellos se pasan, para que puedas calcular qué cartas le faltan a cada quién. Entonces serás capaz de poner cartas que te convengan a ti, y no las que puedan favorecer a tus adversarios.

¡Tienes que probar el cinquillo ya!

Las reglas, ya las tienes. Y, como has visto, son pocas y sencillas. Ahora solo te falta echar mano de tu baraja española y jugar al cinquillo. Te aseguro que, con cada partida que juegues, te entusiasmarás más.

Si ganas, querrás seguir probando tu poder analítico. Si pierdes, los deseos de revancha no te dejarán dormir, y no descansarás hasta dominar las mañas del cinquillo, y ser capaz de saber lo que tiene en mano cada oponente, como si tuvieras ojos dotados de rayos X.

¿De cuánta utilidad te ha parecido este contenido?

¡Haz clic en una estrella para puntuar!

Promedio de puntuación 10 / 5. Recuento de votos: 1

Hasta ahora, ¡no hay votos!. Sé el primero en puntuar este contenido.

¡Siento que este contenido no te haya sido útil!

¡Déjame mejorar este contenido!

Dime, ¿cómo puedo mejorar este contenido?

Nancy
Últimas entradas de Nancy (ver todo)

    Última actualización el 2021-06-10 / Enlaces de afiliados / Imágenes de la API para Afiliados